Los ángeles si existen en la tierra

Los ángeles si existen en la tierra
Te gusta la imagen? Descárgala: Exiten los Angeles (46 descargas)

2182 palabras – 41 párrafos

Capítulo 3

Los angeles si existen

El amor por los animales explica el fenómeno de los ángeles en la vida del hombre

El amor por los animales, una analogía que explica el fenómeno de los ángeles en la vida del hombre
Alguna vez te has preguntado cómo verán las mascotas a los seres humanos?
Alguna vez te has preguntado qué pensará un perro a respecto de su amo?
Realmente crees que un perro no se da cuenta cuando su amo es irresponsable con él al no darle de comer como debe ser, o al no sacarlo a hacer sus necesidades a tiempo y que sin embargo de eso ese perro daría la vida por su amo?
Realmente crees que los animales no se dan cuenta de las cosas?

Sabes, lo que yo pienso es más bien que ellos son seres con una sabiduría tal que asumen su rol en este mundo con absoluta humildad y amor por la vida aun cuando quienes fueron asignados para cuidar de ellos no lo hagan precisamente bien.

Ahora
En el caso de que seas de las personas que cree en ellos, entonces te pregunto:
Qué piensas tú de los ángeles?.

Para empezar vale la pena recalcar dos cosas.
En primer lugar debo ser claro y enfático en especificar que este capítulo constituye una explicación a este fenómeno exclusivamente concebida para personas que creen en algo, practicante de alguna fe o práctica espiritual
Porque?
Pues porque esa devoción que le entregan sin miramientos quienes creen en ángeles, arcángeles, extraterrestres benévolos y tantas otras formas de existencia entendiblemente superiores a la nuestra, a esos seres, es coincidentemente muy similar a la forma de amor abnegado que nuestras mascotas nos expresan a nosotros en el sentido de que es como si ellos tuvieran una fe absoluta en que nosotros siempre los protegeremos y nunca los vamos a abandonar, cuando la realidad es que en una u otra ocasión eso suele suceder sin que eso implique que necesariamente el hombre que lo hizo sea un hombre malo, por ejemplo pónganse a pensar que sentiría y pensaría un perro si un buen día su amo nunca regresa a casa, pero que resulta ser que su amo perdió la vida en un barco que se hundió?
Me explico?
Nosotros nunca hemos visto el rostro de nuestro ángel de la guarda verdad?
Y sin embargo (quienes creen en eso) creen absolutamente que éste les protegerá hasta el fin de sus días, cierto?
Esta coincidentemente extraña forma de fe absoluta y abnegado amor fue la razón por la cual elegí esta analogía para explicar este fenómeno, y por esta misma razón esta sería una explicación que no aplica para el criterio de los ateos, de los cuales ya hablaré luego.
Y en segundo lugar, para entender el mensaje de este capítulo es imprescindible que tengas en mente en todo momento la máxima de este libro que es cómo es arriba es abajo, la cual en este capítulo se aplica en función de entender que así como nosotros podemos ser para los animales o en todo caso para formas de vida inferiores a la humanidad en este mundo, tanto algo bueno como algo malo, adoptadores, protectores, proveedores de alimentos, y asimismo maltratadores, abandonadores de mascotas y demás, asimismo se entiende que formas de vida manifestadas en planos superiores al nuestro, pueden representar cualquiera de esas facetas antes mencionadas, es decir en síntesis, formas de vida superiores a la nuestra pueden ser buenos o malos con nosotros, acotando que uso los conceptos del bien y el mal simplemente para que ustedes que leen este texto puedan entender fácilmente, pues en definitiva el bien y el mal son la mejor forma de representar la dualidad en la que vivimos acá abajo, pero cuando se trata del funcionamiento del universo, dichos conceptos ni siquiera existen.
Pueden ustedes observar a cada rincón de la sociedad en la que viven, y por doquiera encontrarán muchos ejemplos de gente que en los menores casos cuidan de forma responsable a sus mascotas, y en los mayores casos de personas que literalmente hablando dedican su vida a proteger a los animales, y mientras eso ocurre, en la misma sociedad de cuando en cuando se toparán con ejemplos patéticos que en los menores casos serán gente que se van de viaje un viernes en la tarde y regresan a casa el domingo en la noche habiendo dejado ahí a sus perros sin nada que comer, y en los peores casos podrán toparse con perversos que literalmente utilizarán a las mascotas como juguetes para la cacería, es decir y en conclusión, nuestras mascotas, o mejor dicho el reino animal en general, verán a algunos de los hombres como sus amados ángeles protectores, y a otros como unos absolutos demonios.
Ahora, dejemos de observar a los reinos inferiores y levantemos la mirada para tratar de entender que ocurre en los reinos superiores al nuestro, y ya sé que quizás por creencias dogmáticas pienses que para encontrar al mal quieras mirar más bien hacia el subsuelo por todos esos mitos del infierno y esas cosas, pero cuando digo "levantemos la mirada" lo hago en referencia a que observemos cómo se manifiestan sobre nuestra humanidad todas esas entidades que en función del credo, ideología o filosofía que el hombre practique, les llama ángeles, querubines, demonios, arcontes, extraterrestres y etcétera.

En base a eso te darás cuenta que no es descabellado comparar el comportamiento de los hombres respecto de los ángeles, extraterrestres, deidades como la virgen, Jesús, etcétera etcétera con el comportamiento de los perros respecto de sus amos.
Guardando tan sólo una diferencia la cual es el hecho de que cuando nos referimos al hombre como forma de vida superior por ejemplo a un perro, esto no implica que estos existan en mundos o planos diferentes y que la fe del perro en el hombre se expresa o manifiesta en función de que el animal piensa inequívocamente que el hombre siempre le corresponderá en el absoluto amor que esté siente por su amo, y mientras tanto, en la forma de fe que se observa en el hombre se expresa en que este cree ciegamente en el amor y protección que esas deidades o esos Ángeles le brindan en su día a día aún a pesar de que estos (si es que existen), existen en dimensiones mundos, o planos existenciales superiores y distintos al del ser humano.
Al respecto de eso a mí no me queda la menor duda, y es más a veces pienso que esa es la razón por la cual la ciencia ASUME al hombre como el ser más avanzado y evolucionado que existe, porque seguramente el cientifismo intelectualoide no ha podido superar esa brecha delimitada por la física cuántica, brecha la cual les impide ver y analizar certeramente formas de vida más allá de lo que podemos encontrar en este mundo, y lo digo así tal cual debido a que aún no se cumple ni un siglo de la postulación de la panspermia como el origen de la vida en este planeta, pero para cuando la acepten como teoría oficial (y lo harán), aunque no les podamos ver, ya tampoco podremos dudar de que en efecto nuestra propia vida fue producida gracias a formas de vida previas así como superiores que existen en otros mundos, y quién quita que si aún existen justamente la forma que tienen de interactuar con nosotros acá abajo en este mundo es precisamente traspasando la brecha inter dimensional (los tiempos cuánticos), gracias al hecho de que al ser ancestrales respecto de nosotros que somos jóvenes, ellos sí están al control de tecnologías que les permiten moverse de un mundo a otro.
Con estas palabras antes dichas, pongo en el tapete a manera de planteamiento la posibilidad de que, deidades, Ángeles, demonios, arcángeles, dioses y extraterrestres y etcétera, sean al final o una misma cosa o cosas muy parecidas en función de donde vengan y de por que vías puedan manifestarse o influir en la vida en nuestro mundo.

Antes de darles el ejemplo a continuación les recuerdo lo que les dije en un principio respecto de que este libro no es apto para personas fervorosamente practicantes de religión alguna Y que además no tengo la más mínima intención de herir susceptibilidades ni mal influenciar mentes con criterio en formación de ninguna manera, siendo así, pido disculpas por lo crudo de ciertos ejemplos y el vocabulario usado en estos.
Si nos ponemos a analizar lo que hace un humano cuando luego de un día de arduo trabajo y esfuerzo ofrendado a su dios, en la noche dobla rodillas y pide a su deidad favorita por protección, por salud, por fuerzas para superar situaciones difíciles y etcétera, veo en ello una situación muy similar a cuando mi perro trae mis zapatillas cuando yo llego a casa, pues él sabe que sus buenas acciones derivan en que yo le de un hueso o le de una croqueta extra pues ya le había dado de comer.
Sé que es un poco duro de asimilar el ejemplo, pero por favor analícenlo para que se den cuenta de a qué me refiero.
"Humilde y devota sumisión a cambio de qué le ayuden a mantenerse vivo".

Lo cual no está para nada mal entendiéndose de que la ofrenda viene de seres inferiores hacia seres superiores.
Nadie pide protección a quienes consideran más débiles que uno, me explico?
De esta manera aplica en lo absoluto esa analogía entre el amor incondicional que nuestros perros (mascotas) tienen por nosotros, y la devoción absoluta que nosotros tenemos por seres que no tenemos ni siquiera como probar que existen, pero que queremos creer que están ahí.
El poder entender esto te va a permitir discernir mejor cuando a lo largo del libro empezamos a discernir sobre temas de orden mayor, de esos temas a respecto de los cuales los grandes pensadores del mundo dicen que la mente humana simplemente no está diseñada para entender las formas de vida superiores, y no estoy precisamente en desacuerdo con ellos, pues no me cabe en la cabeza como una hormiga podría entender los porques del ser humano.

Summary
Existen los ángeles? el amor por los animales y la existencia de los ángeles
Article Name
Existen los ángeles? el amor por los animales y la existencia de los ángeles
Description
Alguna vez te has preguntado cómo verán las mascotas a los seres humanos? Alguna vez te has preguntado qué pensará un perro a respecto de su amo? Y mientras tanto así mismo, te has dado cuenta que los seres humanos solemos dar nuestro amor y devoción a seres que ni siquiera hemos visto jamás? El amor por los animales, una analogía que explica el fenómeno de los Ángeles en la vida del hombre. Click para ver completo
Author
Quien es Dios